vacka

Ana Luz Sanz y Maxime Boniface, fundadores de Vacka

Desde la familia argentino francés de Ana Luz Sanz y Maxime Boniface nacen los mejores quesos artesanales de España: los quesos Vacka. Quizá fue el vrie de Väcka el que nos tranquilizó a la hora de dejar los lácteos forever sin arrepentirnos, considerando la gran debilidad que tenemos para la pizza cuatros quesos. 

Pero estamos aquí para hablar de la experiencia de Ana/Maxime y para conocer su punto de mira sobre el mundo plant based.

PB: Respeto a vuestra experiencia personal ¿Qué es lo que os ha hecho cambiar el chip y pasar a una alimentación plant based?

Nuestro chip cambió gracias a la influencia de un buen amigo (Alejandro Cohen), quien con su ejemplo y sus argumentos nos hizo dar cuenta de las consecuencias negativas de comer carne. Al comienzo de este despertar, nos costaba un poco dar el paso, pero nos íbamos informando, todos los fines de semana veíamos algún documental sobre el tema y al ver el sufrimiento del que estábamos siendo cómplices tomamos la decisión de hacer algo al respecto, era imposible sostenerlo.    

PB: ¿Qué fue primero: Väcka el restaurante o los quesos Väcka?

Vacka primero fue restaurante, pero desde el minuto 1 teníamos muy en claro que queríamos desarrollar nuestra marca de quesos y que los iríamos produciendo en pequeña escala allí. Antes de abrirlo ya solíamos hacer pruebas en la cocina de nuestra casa, porque al hacer la transición al veganismo, era lo que más extrañabamos. Con lo cual el queso que hacemos hoy nació de una necesidad relacionada con nuestras ganas de comer, sobre todo :D. 

PB: Entre todos los quesos que estáis produciendo, ¿Cuáles son vuestros best sellers? 

El Vrie que ahora hemos re-lanzado en su versión melty y el Poble Nou, que en esta nueva etapa se convirtió en Parmeggianou, ya que lo dejamos madurar un mes más y nos dimos cuenta de que es ideal para rallar. La innovación es también algo que nos define, preferimos cambiar todo el catálogo si sentimos que podríamos llevar la experiencia organoléptica más allá en vez de tratar de conservar nuestros best sellers. 

PB: Según vuestra experiencia, ¿Cuál es la forma más eficaz para sensibilizar a los más escépticos sobre las ventajas de un estilo de vida saludable?

Un plato riquísimo!  

Creemos que algo totalmente sabroso y disfrutable, que además te aportará salud, vale mucho más que mil palabras. Primero te demuestro que no tienes porque rescindir de nada. Luego te doy argumentos. Con eso y tiempo, ya es suficiente. Pero sobre todo creo que hay que transmitir esto de manera empática, y no agresiva.  

PB: ¿Cuál es el restaurante plant based de Barcelona donde tenéis más ganas de volver ahora mismo?

Somos muy de ir a restaurantes veganos, nos encanta y creemos que es fundamental apoyarnos entre todos. Aquí en Barcelona vamos sobre todo a Vegetart y Gallo santo, porque vivimos en Gracia. Fuera de la ciudad: Spice Garden, Ruta 42, El Beagle de Sabadell. 

PB: Siguiendo el tema comida, ¿Cuál es vuestro plato veganizado favorito?

Sushi para Ana Luz y pizza para Max 🙂 

PB: ¿Cuánto os ha ayudado desarrollar vuestro proyecto de quësería artesanal vegana dentro de un entorno como el Nest City Lab?

Muchísimo. Encontrar este proyecto que nos dio cobijo para poder re afianzar todas las prácticas en materia de sostenibilidad que veníamos trabajando. Desde el minuto cero que llegamos aquí y conocimos el lugar pensamos en la quesería y nos encantó. Nos llenó de entusiasmo la energía del lugar y de sus dueños, quienes están super abiertos a que existan sinergias entre proyectos. 

Además fue un hallazgo encontrar un ecosistema de proyectos alineados con la necesidad de crear un cambio de paradigma, más allá de las etiquetas. Aprendemos mucho del Nest y en Nest.  

PB: Y para terminar ¿Qué aconsejaríais a un joven que quiere montar su propia empresa o está buscando una oportunidad de trabajo en el mundo plant based?

Le diría que hable con otros proyectos con los que sienta que tienen los mismos valores. Que hable de su idea con otra gente y que escuche los consejos de personas que ya pasaron por ahí y que no se preocupe por fallar, sino por cómo se recupera de eso. Creo que tener una buena resistencia a la frustración es lo más importante a la hora de llevar adelante tu propia empresa. 

Y para los que buscan oportunidad de trabajo les diría también que si no pueden trabajar en una empresa 100% vegana, no se preocupen, porque trabajando con personas no veganas también pueden generar un impacto positivo en su entorno, a veces aún mayor que en un ambiente ya concientizado.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *