vegetaleso

Alejandro Álvarez, fundador de Vegetaleso

Volvemos a entrevistar un emprendedor madrileño, Alejandro Álvarez, fundador de la marca de quesos veganos Vegetaleso.

Conocimos a Alejandro y sus quesos en una cata donde nos enamoramos de su versión ahumada, amor al primer mordisco.

Su historia como joven emprendedor demuestra que a veces cuando no encuentras un producto en el mercado puedes lanzarte a emprender para responder a la demanda inexpresada. 

PB: Primera pregunta de rigor: ¿En qué momento has cambiado el chip decidiendo pasar a una alimentación plant based?

AA: La verdad es que no sabría aislar un momento concreto en el que cambié el chip de repente, para mí fue más un proceso gradual. Siempre he tenido mucho cariño por los animales, pero no asociaba lo que comía con un animal, para mi eran simplemente “filetes” o “leche” y no le daba más vueltas.

Poco a poco fui creciendo y empecé a preguntarme de dónde venían los alimentos que consumía. Un día vi Earthlings (un documental con vídeos de granjas y mataderos) y a partir de ahí empecé a reducir mi consumo de carne poco a poco, hasta hacerme vegetariano. Posteriormente aprendí también sobre la industria láctea, la de los huevos, etc., y gracias a la ayuda de una amiga mía vegana que me dio ese último empujón tomé una decisión en firme y casualmente el mismo día que cumplí 16 años me hice vegano.

Después, el siguiente paso cuando ya llevaba como año y pico siendo vegano fue empezar a colaborar con asociaciones de animales como protectoras o a hacer activismo con el fin de simplemente informar a la población de dónde proceden esos “filetes” o esa “leche” que consumen porque, aunque pueda parecer sorprendente, mucha gente nunca se ha parado a pensarlo realmente, como me pasó a mí hasta que vi Earthlings.

PB: ¿Cómo surgió la idea de lanzarte a emprender con Vegetaleso?

AA: Mi alimento favorito desde que era muy pequeño siempre ha sido el queso, de todos los tipos. ¡Recuerdo que mi madre me lo racionaba porque si no era capaz de devorar un queso de medio kilo entero en una tarde!

Cuando me hice vegano dejé de consumir, entre otras cosas, el queso, y lo echaba mucho de menos. En aquel entonces ya había buenas alternativas a las hamburguesas y demás carne vegetal, pero no había ninguna verdadera alternativa al queso, y yo no me lo explicaba porque cuando hablaba con más personas veganas todas coincidíamos en que el queso era uno de los alimentos que más echábamos de menos, y de hecho muchos amigos míos vegetarianos me decían que no daban el paso a una alimentación vegana porque les costaría mucho renunciar a este producto.

Más tarde, estuve viviendo una temporada en Asia y allí la alimentación plantbased está mucho más desarrollada, así que iba a muchos restaurantes diferentes a probar cosas. Entré con un amigo en uno que tenía “queso hecho a base de frutos secos” en la carta, y nos lo pedimos para probar. ¡Estaba buenísimo!

Cuando volví a España empecé a hacer pruebas y más pruebas para crear mi propio queso y posteriormente con la ayuda de mi madre y de mi padrastro conseguimos unos quesos hechos a base de anacardos que estuviesen buenísimos y, muy importante para nosotros, que fuesen súper saludable (por eso nuestros quesitos son ecológicos y tienen una mezcla de probióticos beneficiosos para la flora intestinal).

A partir de ahí los empezamos a dar a probar y, viendo la buenísima aceptación que tenían, ¡nos lanzamos a la aventura!

PB: Entre todos los quesos que estáis produciendo en Vegetaleso, ¿Cuáles son vuestros best sellers?

Ahora mismo tenemos 4 tipos de quesos semicurados (Original, Trufa, Ajoaceite y Ahumado), ¡y la verdad es que todos tienen su público!

Todos se venden más o menos igual, aunque sí es cierto que el Ahumado sobresale un poco por encima del resto. Personalmente es mi favorito, pero ojo, ¡te tiene que gustar lo ahumado!

En las ferias de País Vasco a las que vamos todos los años como expositores ya lo conocen como el “Idiazabal vegano” jaja

PB: ¿Cuál es el restaurante plant based de Madrid donde tienes más ganas de volver ahora mismo?

AA: Buff hay un montón, pero para mí el B13 cerca del metro de Callao siempre tendrá un rincón especial en mi corazón, ya que fue el primer restaurante plantbased al que fui y sin duda el que más he recomendado. Todavía recuerdo cuando probé su bocata de “chorizo” por primera vez, ¡qué maravilla!

PB: Esta es una pregunta que hacemos a todos nuestros entrevistados ¿Cuál es tu comida veganizada favorita?

AA: Bueno en mi caso está claro: una buena tabla de quesos jajaja

Aunque si tengo que elegir un plato, me quedaría con la lasaña veganizada de mi abuela. Me la hacía todos los años por Navidad y cuando me hice vegano se tomó el tiempo de veganizarla y le quedó aún más rica.

PB: Y para terminar ¿Qué aconsejaría a un joven que quiere montar su propia empresa o está buscando una oportunidad de trabajo en el mundo plant based?

AA: Pues a cualquier persona joven como yo que quiera aventurarse a montar su propia empresa le diría que siempre hay que estar en mejora constante, pero que no se preocupe demasiado por cometer errores y que utilice los “baches en el camino” para salir más fuerte. Al final, no hay nada como la experiencia, y es mejor cometer errores rápido al principio y aprender valiosas lecciones de ellos que “no hacer nada” y cometer esos mismos errores más adelante. Si tuviera que enumerar la cantidad de errores que yo he cometido al empezar… pero gracias a ellos he aprendido muchísimo y me han permitido hacer que Vegetaleso sea una realidad y que esté teniendo un impacto positivo a su alrededor hoy en día, ¡aunque por supuesto sigo cometiendo errores y sigo aprendiendo!

Y, sobre todo en el sector plantbased, que no tenga miedo a pedir ayuda. Al final, la mayoría de las empresas plantbased somos “mission-driven”, tenemos un propósito común en muchos casos, y por tanto somos una piña. A mí me han ayudado muchísimo un montón de personas, desde emprendedores con mucha más experiencia que yo en empresas de productos plantbased hasta todas y cada una de las tiendas que muy amablemente me han dado consejos y me han ayudado a mejorar los quesitos, y sin olvidarme por supuesto de todas las personas que consumen nuestros quesos y nos dan feedback cada día. Gracias de corazón.

Respecto a alguien que busque una oportunidad de trabajo en el mundo plantbased, le recomendaría que busque un proyecto cuya misión concuerde con su motivación personal y que a partir de ahí se centre en aportarle el máximo valor posible, que tenga iniciativa, y seguro que termina encontrando su “match”. Al final, si verdaderamente aportas valor a cualquier proyecto, lo más lógico es que pases a formar parte de ese proyecto en beneficio de todas las partes implicadas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *